El día que la social media mató al coaching

Y es que la realidad supera a la ficción y esto es un hecho que se ha convertido en una certeza.

Si por coaching entendemos cuando un profesional (coach) mediante un proceso reflexivo y analítico (coaching) intenta que un tercero (coachee), mediante un proceso de autoreflexión, cambie la forma de ver y hacer las cosas, ¿para qué conformarme con un coach si tengo doscientos en la Red?

Y es que la social media lo ha generado es el incremento de la interactividad dentro de las relaciones humanas y la forma de intercambiar conocimientos.

Sin ir más lejos, cada día es más habitual encontrarse en Twitter a alguien que le regalaron en un cumpleaños un libro de citas y, empezando por la primera página, quiere acabar el libro tuiteando textualmente cada una de las que en el aparecen. Como digo yo, ‘es la forma moderna de resucitar a los muertos’ (ya que el 90% de las citas son de difuntos).

Pero dado el poder que tiene la social media, esto ha generado la aparición de muchos coachs o coaches, no se bien como ponerlo, al calor de esta corriente de herramientas y plataformas online, con lo cual, además de ser más baratos que los servicios de un coach profesional (son gratis), permiten cambiar y seguir a otro coach sin problemas, es más, se pueden seguir a 20 coach a la vez sin darse ‘un pijo de importancia’.

Y es que la nueva forma de compartir conocimiento que va aparejada al mundo 2.0 pone al alcance de todo el mundo el ‘parecer’ un experto en cualquier materia, y no me lo iréis a negar.

Nos hemos hecho más autodidactas diría yo. Me hago seguidor o follower de 5 probables buenos coach e intento hacer reflexión de lo que dicen y ponerla en práctica conmigo mismo. Conclusión, me ahorro una ‘buena pasta’ y recibo sesiones de coaching gratuitas. Problema resuelto. ¿Qué no me convence lo que dice uno de ellos? Pues rescindo el contrado, lo ‘unfolloweo’ y me busco otro, que para eso es grande la blogosfera.

Y con esto no estoy hablando mal del mundo 2.0 ni mucho menos, sino de aquellos que convierten en ídolos, gurús o ‘becerros dorados’ a cuatro pelanas que piensan que el coaching por ejemplo juega en la 3ª división de la Liga Inglesa de Futbol.

El 2.0 es compartir, es interactuar, es dialogar,…., o sea una excelente forma de que se rija la Humanidad, pero eso si, partiendo de la base de que todos debemos de tener al menos, ‘dos dedos de frente’ y saber discernir el mundo 0.0 del 1.0 y del 2.0.

Y es que si el ‘coaching‘ ya era algo difícil de entender por mucha gente, ya no digamos ahora que gracias a Internet y aun libro de mesa, cualquiera es coach.

¿Podría ser la social media la muerte del coaching como es entendido hasta la fecha?

 

Autor : José Luis del Campo

9 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>